El espectro del orgasmo femenino

El placer y el orgasmo son dos de los objetivos que muchas mujeres se han propuesto, ya que si el orgasmo es una posibilidad, ¿por qué no disfrutarlo?

La trampa es considerar esta posibilidad como una obligación. Son muchas las mujeres que desconocen cómo es o cómo funciona su propio cuerpo y creen que su obligación es «lograr» tener un orgasmo o que hay algo malo en no notar lo que «deberíamos sentir». La preocupación excesiva no sólo no ayuda a sentir el orgasmo sino que caemos en el riesgo de olvidar el placer del sexo en sí.

¿Qué es el orgasmo?

El orgasmo es una serie de contracciones vaginales. Cuando la tensión sexual llega a su punto culminante se producen bruscamente algunas contracciones rítmicas de los músculos vaginales y órganos vaginales. Estas contracciones son la causa del placer. Los orgasmos tienen más que ver con la excitación que con el placer: cuando un orgasmo no es deseado o no se está en condiciones de disfrutarlo (por ejemplo, por estrés o cansancio) se vive como menos placentero y menos intenso. Por tanto, el nivel de satisfacción no sólo depende de la estimulación física sino también de los procesos psicológicos. El orgasmo varía de un individuo a otro, así como entre situaciones.

¿Podemos disfrutar diferentes tipos de orgasmos?

Siempre se habla de la existencia de dos tipos de orgasmos: el clitoriano (fruto de la estimulación del clítoris) y el vaginal (resultado de la estimulación coital). Esta creencia generalizada es la responsable de considerar que la carencia de orgasmo durante el coito es una disfunción sexual. Sin embargo, los últimos años diferentes especialistas han llegado a la conclusión de que esta afirmación es falsa y que no existen dos tipos de orgasmo, se trata de una sola respuesta psicofisiológica. Cuando el orgasmo se produce en el coito, este no ocurre debido a la estimulación del pene en la vagina, sino a través de la estimulación indirecta del clítoris.

Si bien toda estimulación es importante, el tacto y la estimulación del clítoris son esenciales para el orgasmo, aunque el resto de órganos y esponjas genitales también responden de forma conjunta.

No llego al orgasmo. ¿Qué me pasa?

Una de las demandas más frecuentes en consulta sexológica es la de mujeres que no llegan al orgasmo o tienen grandes dificultades para experimentarlo.

El orgasmo es un reflejo, y como todos los reflejos tiene una cierta gama: algunas personas necesitan un toque leve en la rodilla para mover la pierna y otros necesitan un golpe  bien fuerte.

El orgasmo femenino parece distribuirse en forma de campana: a un extremo, aquellas que no han experimentado nunca un orgasmo y en el otro extremo aquellas pueden alcanzar el orgasmo sin estímulo clitoriano y / o sólo con la fantasía. En medio de esta campana se encuentran aquellas que necesitan un estímulo directo al clítoris (a solas o con su pareja) y las que pueden llegar al orgasmo con la penetración (después de un estímulo intenso o corto).

¿Qué puedo hacer para aumentar las posibilidades de tener un orgasmo?

Aproximadamente un 8% de mujeres no ha experimentado nunca un orgasmo. Algunas porque no han sido nunca correctamente estimuladas y otras porque han aprendido a inhibir su reflejo orgásmico. Pero la buena noticia es que la perspectiva de aprender a tener orgasmos mediante la terapia sexual es excelente.

La clave para alcanzar el orgasmo es sencilla: aumentar la estimulación y reducir la inhibición. ¿Cómo?

• Explórate: la masturbación es la mejor manera de conocer nuestro cuerpo.
• Ejercita los músculos: con los ejercicios de Kegel, que consisten en contraer y relajar los músculos vaginales.
• Evita la inhibición: utiliza la imaginación y déjate llevar por tus fantasías.

Y recuerda que el objetivo no es llegar, sino disfrutar!

 

 

 

Julia Tarancón

Psicóloga de parejas y sexóloga

Si deseas solicitar una cita puedes hacerlo por teléfono o WhatsApp en los siguientes números:

971 83 51 70

616 23 29 83

También puedes visitarnos físicamente, estamos en Gran Via de la Constitució, 22 | 07570 | Artà, Illes Balears o rellenar el siguiente formulario de contacto.

    Nombre (requerido)

    Apellidos (requerido)

    e-mail (requerido)

    Teléfono de contacto (requerido)

    Preferencía de día

    Preferencia de hora

    Especialista

    Doy mi consentimiento para tratar mis datos personales y acepto la política de privacidad. Saber más.



    La lectura de nuestro blog no supone en ningún caso la realización de un diagnóstico ni evita la visita a su especialista. Por favor, para estudiar su caso en particular acuda al especialista médico de forma presencial.