El vaginismo

¿Qué es el vaginismo?

El vaginismo consiste en un espasmo involuntario de los músculos que rodean la entrada vaginal (esfínter de la vagina). Anatómicamente se trata de genitales normales, lo que ante el intento de penetración estos se cierran firmemente.

Las mujeres que padecen vaginismo tienen una reacción fóbica al coito en particular, a las relaciones sexuales o al erotismo en general. La anticipación de la situación temida puede inhibir tanto el deseo como la excitación.

Consecuentemente, tienden a evitar sistemáticamente la penetración vaginal u otras prácticas que la puedan anteceder (p.ej., masturbación). Es importante distinguir que no todas las mujeres con fobia a la penetración presentan vaginismo (espasmo involuntario).

 

Origen y mantenimiento

Estos músculos pueden ser condicionados para responder ante cualquier fuente de dolor asociada con la penetración, tales como enfermedades físicas, miedo o culpa inconscientes, ataques sexuales traumáticos, etc.

Por tanto, el origen y mantenimiento del vaginismo es debido a:

  • Asociación del estímulo genital con malestar
  • Al desarrollo de estrategias poco adaptativas cuando ocurre (p.ej., huida, evitación o forzarse a pesar del dolor)
  • A creencias y actitudes irracionales fruto de una mala educación sexual

El que no exista penetración vaginal no debería considerarse disfuncional. Puede dificultar las posibilidades de reproducción, pero no afecta a las de experimentar placer u orgasmo. Algunas mujeres mantienen relaciones sexuales satisfactorias, alcanzando el orgasmo sin necesidad de penetración.

 

¿Cómo afecta a la pareja?

El modelo erótico dominante, ha sido y continúa siendo coital. Ese considera la penetración como principal y necesaria. Cuando las parejas están conformadas por mujeres, el vaginismo no suele plantear dificultades para ellas.

La mayoría de consultantes acuden a terapia cuando desean ser madres o bien porque han desarrollado técnicas de evitación que afectan a su salud (p.ej., evitar ir al ginecólogo).

La excesiva importancia que se le da genera tensiones en el marco de la pareja.

Reacciones negativas:

  • De la mujer: sentimientos de culpa, inseguridad, baja autoestima, irritabilidad, disminución del deseo erótico, obsesión con la maternidad biológica, etc.
  • De la pareja: rechazo, sobreprotección, dificultades en la erección, sensación de impotencia, etc.
  • En la pareja: aumento de discusiones, evitación de los contactos físicos, etc.

 

Objetivos:

Reducir las dificultades asociadas a la penetración vaginal mediante:

  • Actitud positiva de la sexualidad: información sobre anatomía, desmontar mitos, etc.
  • Conocer mejor nuestras sensaciones eróticas: qué estimulación genera placer y cómo desarrollarla.
  • Eliminar la reacción muscular condicionada.
  • Facilitar la comunicación en pareja.

Recuerda que la penetración no es necesaria para gozar de una vida sexual satisfactoria. ¡Sin embargo, el vaginismo tiene fácil solución si la persona está dispuesta a trabajar en ello!

 

 

 

Julia Tarancón

Psicóloga de parejas y sexóloga

Si deseas solicitar una cita puedes hacerlo por teléfono o WhatsApp en los siguientes números:

971 83 51 70

616 23 29 83

También puedes visitarnos físicamente, estamos en Gran Via de la Constitució, 22 | 07570 | Artà, Illes Balears o rellenar el siguiente formulario de contacto.

    Nombre (requerido)

    Apellidos (requerido)

    e-mail (requerido)

    Teléfono de contacto (requerido)

    Preferencía de día

    Preferencia de hora

    Especialista

    Doy mi consentimiento para tratar mis datos personales y acepto la política de privacidad. Saber más.



    La lectura de nuestro blog no supone en ningún caso la realización de un diagnóstico ni evita la visita a su especialista. Por favor, para estudiar su caso en particular acuda al especialista médico de forma presencial.