“Necesito tener pareja para ser feliz”

Puede sonar un poco fuerte dicho así, pero la realidad es que me encuentro mucha gente en consulta que se siente sola y se considera infeliz – creen que sus problemas desaparecerán o al menos menguarán cuando encuentren a alguien que “los haga feliz”.
Pues bien, aquí nos encontramos con el primer error de enfoque. Una persona no tiene la capacidad de hacernos feliz o infeliz, sólo nosotros tenemos el control de nuestra felicidad.

No somos medias naranjas sino naranjas enteras.

Tenemos que distinguir entre la necesidad de establecer vínculos sociales (familia, amigos, pareja, etc.) con la del deseo. Al buscar pareja entra en juego la atracción, que depende de muchos factores (biológicos, sociales). Buscamos a alguien que nos complemente, pero a la vez que tenga características similares a nosotros.
La idea de que existe alguien perfecto para nosotros y que sólo encontrando a esta persona y al fin consumando nuestro destino encontraremos la verdadera felicidad, puede parecer ridícula, sin embargo, es una idea integrada en nivel social en numerosas culturas.
Existen muchas personas maravillosas en este mundo con las cuales poder tener una relación, y ninguna será perfecta ni encajará a la perfección, como sí de una pieza de puzle se tratara… pero no tenemos que perder el norte descartando a gente o estando con una persona con la cual no somos felices porque pensamos que “es mi media naranja”.

¿Qué buscas o esperas de una pareja?

Si estás en proceso o piensas buscar pareja, es importante que, en primer lugar, te plantees que te empuja a buscar pareja y que esperas de ésta. Esto nos ayudará a ser selectivos y claros con la otra persona a lo largo del proceso. Además, puede ayudarnos a detectar carencias con las cuales podemos trabajar y mejorar.

Quizás sólo quieres mitigar un deseo erótico, quizás quieras calmar el dolor por la pérdida de otra pareja o ser querido, experimentar o que busques una relación a largo plazo.

¿Por qué y para qué?

Con frecuencia esta idea de pareja = felicidad parte de una serie de expectativas poco realistas, como que esta persona satisfará nuestras necesidades o que podremos hacer muchas cosas que ahora no hacemos.

Cuídate

La búsqueda de pareja puede resultar muy desalentadora para aquellas personas que la buscan con ansia y no obtienen los resultados deseados a corto plazo. El miedo al rechazo o la idea que uno no resulta atractivo o interesando para otras personas suelen ser ideas irracionales que se observan con frecuencia. En general tenemos que evitar las generalizaciones, “nadie quiere formar una familia” o “nunca encontraré en alguien que me estime”.

El primer paso consiste a aceptarse y quererse un mismo, crear una vida llena y satisfactoria en la cual “meter a otra persona” sea un añadido, no una necesidad.

Si tu felicidad depende de tener o no pareja, quizás no eres feliz con la vida que llevas. Esto implica ser resolutivo y afrontar los problemas que nos lleve la vida.

Así que primero, enfócate en ti y haz que tu vida sea llena, y después, ¡Ya veremos si alguien puede unirse en la fiesta!

 

 

 

Julia Tarancón

Psicóloga de parejas y sexóloga

Si deseas solicitar una cita puedes hacerlo por teléfono o WhatsApp en los siguientes números:

971 83 51 70

616 23 29 83

También puedes visitarnos físicamente, estamos en Gran Via de la Constitució, 22 | 07570 | Artà, Illes Balears o rellenar el siguiente formulario de contacto.

    Nombre (requerido)

    Apellidos (requerido)

    e-mail (requerido)

    Teléfono de contacto (requerido)

    Preferencía de día

    Preferencia de hora

    Especialista

    Doy mi consentimiento para tratar mis datos personales y acepto la política de privacidad. Saber más.



    La lectura de nuestro blog no supone en ningún caso la realización de un diagnóstico ni evita la visita a su especialista. Por favor, para estudiar su caso en particular acuda al especialista médico de forma presencial.