Un ser querido ha fallecido. ¿Cómo puedo ayudar a mi hijo?

Cuando muere un ser querido, es difícil saber cómo decírselo a los niños en casa y ayudarlos a afrontar la pérdida, principalmente porque nosotros mismos estamos atravesando nuestro propio luto.

Explicar la muerte en un lenguaje fácil de entender

Dependiendo de la edad del niño, entenderá la muerte de una forma u otra. Sin embargo, es posible que incluso los adolescentes tengan preguntas que no lleguen a expresar. ¿A dónde se ha ido? ¿Qué está sintiendo? ¿Tiene dolor? ¿Por qué murió? ¿Podré volver a verlo/a alguna vez? ¿Nos moriremos nosotros también?
Se debe ofrecer un ambiente agradable y cálido para que el niño nos haga estas preguntas. Cuanto más clara y honestamente se responda, pasará mucho mejor por el proceso de duelo.

Decir siempre la verdad

Ser honesto con los niños, incitarles a hacer preguntas. Crear una atmósfera de confianza, transmitir al niño el mensaje de que no existe una forma correcta ni equivocada de sentirse es importante. También se pueden compartir con ellos las creencias espirituales sobre la muerte.
Escuchar lo que nos cuentan, haciendo preguntas abiertas para que siga la conversación, sin interrumpir, mostrando interés, pidiendo por los sentimientos, apoyando y mostrando empatía.
El mensaje debe adaptarse a la edad del niño, pero debe quedar claro que no volveremos a ver a aquella persona, que estará en nuestro recuerdo, que hemos disfrutado mucho de él mientras estábamos juntos. Y siempre decirle la verdad.

Intentar no sobre protegerlos y evitar:
  • Ocultar el dolor y tristeza que siente la familia. No se debe tener miedo a preocuparle, si permites a tu hijo ver tu dolor, le estás enseñado que llorar es una reacción natural frente al dolor emocional y la pérdida. Así, ellos se sentirán más cómodos para expresar sus propios sentimientos. Es importante, aparte de expresar sus sentimientos, que también vea que manejándolos bien se puede seguir avanzando.
  • Evitar eufemismos, sobre todo en niños pequeños, como decir a los niños que los seres queridos “están durmiendo” o “se han ido lejos”. Los niños pequeños piensan de forma literal y estas frases, sin querer, pueden inducirles a tener miedo cuando vayan a dormir o se vayan lejos.
¿Es correcto llevar a los niños a los funerales?

Depende de la familia y de la edad del niño, pero es bueno dejar que los niños participen en cualquier ritual de luto, si ellos quieren, claro. Ante todo, se les explica lo que ocurre en un funeral y se les ofrece la posibilidad de ir si ellos deciden hacerlo.

Hable sobre sus creencias sobre la muerte y explícale el sentido de los rituales de luto que realiza la familia.

Señales de alerta de un duelo complicado

Hay que vigilar al menor por si presenta un proceso de duelo complicado.

  • Llorar frecuentemente
  • Rabietas o signos de agresividad
  • Apatía, pérdida de interés por las actividades que antes le resultaban agradables
  • Alteraciones del sueño, pesadillas
  • Cambio radical de comportamiento
  • Dolencias físicas
  • Disminución del rendimiento escolar

Es normal que al principio se experimenten algunos de estos síntomas, pero cuando la frecuencia y sobre todo la intensidad se agrava y se prolonga en el tiempo, es necesario consultar a un especialista, a fin de que nos ayude a detectar si se trata de un duelo complicado y/o prevenirlo.

En conclusión, la familia siempre tiene tendencia a proteger a los niños y apartarlos de las situaciones que provocan tristeza y pérdida. Sin embargo, enseñarles a afrontar este tipo de eventos y sentimientos, hace que desarrollen recursos emocionales que podrán ayudarles toda su vida.

 

 

Marga Caimari - Psicóloga infanto-juvenil | Clínica Ment

Margalida Caimari

Psicóloga infanto-juvenil

Si deseas solicitar una cita puedes hacerlo por teléfono o WhatsApp en los siguientes números:

971 83 51 70

616 23 29 83

También puedes visitarnos físicamente, estamos en Gran Via de la Constitució, 22 | 07570 | Artà, Illes Balears o rellenar el siguiente formulario de contacto.

    Nombre (requerido)

    Apellidos (requerido)

    e-mail (requerido)

    Teléfono de contacto (requerido)

    Preferencía de día

    Preferencia de hora

    Especialista

    Doy mi consentimiento para tratar mis datos personales y acepto la política de privacidad. Saber más.



    La lectura de nuestro blog no supone en ningún caso la realización de un diagnóstico ni evita la visita a su especialista. Por favor, para estudiar su caso en particular acuda al especialista médico de forma presencial.