Yo y mi soledad

 

¿Llevas mucho rato buscando pareja, sin encontrar la persona adecuada? ¿Has perdido a un ser querido recientemente? ¿Has vivido una desilusión? Estas situaciones nos generan un terreno muy vulnerable a la llegada de la soledad: no te sientes entendido por las personas de tu alrededor, piensas que no le importas a nadie o tienes la sensación de que todo lo que motiva a la gente te es indiferente .

Uno de los motivos de consulta recurrentes en mi gabinete es sentirse solo. Es curioso porque en la mayoría de los casos se trata de personas que tienen apoyo a su alrededor: viven en familia, tienen un par de amigos o trabajan en un ambiente de equipo pero, sin embargo, se sienten solas

 

“La soledad es tan perjudicial para la salud como fumar 15 cigarrillos al día.” Álvaro Pascual-Leone, neurólogo y catedrático de la Universidad de Harvard.

 

El sentimiento de soledad no depende de las personas que tienes a tu alrededor, sino de lo que te genera su compañía.

 

La soledad: La próxima epidemia mundial

Las redes sociales han modificado mucho la forma que tenemos de relacionarnos, pero… ¿Nos hacen estar más o menos solo/as?
Aquí tienes la respuesta: las personas que dedican más de dos horas diarias a las redes sociales tienen el doble de posibilidades de sentirse solas (Primack et al., 2017).

La realidad es que el tiempo que pasamos en las redes sociales es tiempo que no dedicamos a generar relaciones de calidad. Las redes sociales no dejan de ser una ilusión, que momentáneamente nos hacen sentir bien, pero cuando nos encontramos solos con nosotros mismos, nos damos cuenta de que no es esto lo que nos llena. Por eso, muchas teorías apuntan a una epidemia de soledad, donde las personas no valoran por igual las relaciones sociales.

El área social está muchas veces menos valorada en nuestras vidas. El sentirse acompañado a lo largo de nuestra vida es un requisito indispensable para adquirir la felicidad completa. De hecho, está demostrado el bienestar que nos aporta. Por ejemplo, cuando tu pareja te agarra la mano, notas menos dolor y te preocupas menos.

 

¿Cómo acabar con la soledad?

  1. Averigua porqué te sientes solo.
    Hazte las preguntas adecuadas. No nos vale “Me siento solo porque no tengo pareja”. Pídete mejor: “¿Por qué no tener pareja me hace sentir solo?” Recuerda que el sentimiento de soledad suele ser la punta del iceberg…
  2. Piensa en un amigo que te haya ayudado en el pasado, y cuéntale lo que te pasa.
    Aunque pueda parecer difícil activar una relación apagada, ¡atrévete! Contarle a alguien cómo te sientes, sincerarte con él, te unirá más. Verás cómo habrá merecido la pena.
  3. Haz algo por los demás.
    La generosidad nos aporta satisfacción vital y atrae a la gente de nuestro alrededor. Ayudar a otros te ayudará a crear vínculos de confianza.
  4. Disfruta de tu soledad.
    Aprende a estar solo y, sobre todo, a gozar de tu propia compañía. Debemos amarnos: el compañero de viaje que siempre estará a lo largo de toda tu vida eres tú mismo. Conócete, realízate.

 

Muchas veces, nos podemos dejar  invadir por la soledad y nos cuesta verle salida. Pero la soledad puede volverse tan pequeña como tú decidas.

 

Mélanie Perpiñá es Psicóloga General Sanitaria y Terapeuta | Clínica Ment

Mélanie Perpiñá

Psicóloga y Directora Sanitaria

Si deseas solicitar una cita puedes hacerlo por teléfono o WhatsApp en los siguientes números:

971 83 51 70

616 23 29 83

También puedes visitarnos físicamente, estamos en Gran Via de la Constitució, 22 | 07570 | Artà, Illes Balears o rellenar el siguiente formulario de contacto.

    Nombre (requerido)

    Apellidos (requerido)

    e-mail (requerido)

    Teléfono de contacto (requerido)

    Preferencía de día

    Preferencia de hora

    Especialista

    Doy mi consentimiento para tratar mis datos personales y acepto la política de privacidad. Saber más.



    La lectura de nuestro blog no supone en ningún caso la realización de un diagnóstico ni evita la visita a su especialista. Por favor, para estudiar su caso en particular acuda al especialista médico de forma presencial.