La autoestima de nuestros niños, clave para su bienestar

La autoestima de nuestros niños, clave para su bienestar | Marga Caimari, psicóloga de Clínica Ment en Artà

Las etapas de la infancia y la adolescencia son un período clave para la autoestima del niño. Es importante fomentar la seguridad en sí mismos y estimular su valía. La autoestima es el valor que nos damos a nosotros mismos, es decir, cómo y cuánto nos valoramos.

A veces, los niños no se encuentran bien con ellos mismos, son demasiado duros, críticos y sienten que no son tan buenos como otros niños. Se comparan mucho, piensan más con los fracasos que con los éxitos y no tienen confianza en sí mismos. Dudan mucho, a menudo buscan la aprobación de los demás con preguntas como «¿Lo he hecho bien?», «¿Qué hago ahora?». Todas estas características son indicadores de una baja autoestima.

El papel de los padres durante los primeros años

Hay que tener en cuenta que nuestro papel en la autoestima durante los primeros años del niño es muy importante:

  • Intentar no abusar de las expresiones negativas y no generalizar los fracasos. En lugar de decir «eres un desastre» podríamos decir «tienes que mejorar esto».
  • Intentar no premiar tanto los resultados sino el esfuerzo y el proceso que ha hecho para llegar. Así, él aprenderá a valorarse en función de lo que hace y no sólo por el resultado que saca.
  • Promover la independencia, reforzar y estimular sus capacidades. Darle autonomía progresivamente.
  • Educarlo para que tolere y normalice el fracaso. Debe aprender que cometer errores. Es natural, útil y necesario para evolucionar. A veces, si las protegemos en exceso, cogen miedo a las tareas o situaciones nuevas por miedo a equivocarse.
  • No presionarlo ni exigirle demasiado. Si no, el niño acabará actuando para no decepcionarnos y su autoestima siempre girará en torno a lo que piensan los demás.
  • Mejor no comparar. A veces se les compara con otros niños de su edad o hermanos. Mejor transmitir que cada niño tiene sus circunstancias y características y que no se puede comparar.

La autoestima de nuestros niños, clave para su bienestar | Marga Caimari, psicóloga de Clínica Ment en Artà

Autoestima en la adolescencia

En el caso de la adolescencia, es cuando se constituye en gran medida la identidad de la persona que, por un lado, necesita sentirse parte y ser aceptado por sus iguales, pero también necesita construir una identidad propia y distinta a los demás. Muchos adolescentes quieren «ser especiales», «no ser uno más» pero a la vez quieren sentirse aceptados.

En esta edad, la autoestima suele disminuir por los cambios corporales (acné, altura, peso …) dando pie incluso a distorsiones en la percepción (por ejemplo, se ven más gordos) y esto puede provocar insatisfacción corporal.

¿Cómo podemos mejorar la autoestima?

Una buena autoestima en la adolescencia favorece el bienestar emocional de la persona y las relaciones sociales son más profundas y estables. ¿Qué pueden hacer ellos para mejorarla?

  • Comunicar sus miedos, inseguridades y preocupaciones.
  • Gestionar los pensamientos negativos que tiene sobre él mismo como «no valgo para nada», «no me querrán nunca».
  • Mirar si es demasiado exigente y autocrítico consigo mismo.
  • Considerar los errores como una oportunidad de aprendizaje.
  • Identificar en que basa su valía personal y ver si es adecuado o no. Por ejemplo, si su valía personal se basa en los kilos que pesa, es algo que tiene que cambiar.
  • Experimentar, probar actividades y hobbies que puedan motivar y que vea que es competente.
  • Identificar lo que hace disminuir mi autoestima (comentarios externos, autoexigencia) y sus puntos fuertes (lo que se le da bien, cualidades positivas que tiene …).

En conclusión, los niños y adolescentes tienen importantes cambios en el desarrollo que a veces facilitan cambios en la autoestima. Debemos tener cuidado si se detecta que los adolescentes de casa tienen baja autoestima, ya que provoca malestar emocional y puede acabar derivando en problemas más graves (estado de ánimo bajo, problemas con la alimentación …). Es mejor prevenir y actuar antes, intentar ayudarle y valorar si hay que acudir a un profesional. Con ayuda, se mejora la autoestima del niño, provocando un aumento en su calidad de vida, bienestar emocional y satisfacción consigo mismo.

Margalida Caimari

Psicóloga infanto-juvenil

Si deseas solicitar una cita puedes hacerlo por teléfono o WhatsApp en los siguientes números:

971 83 51 70

616 23 29 83

También puedes visitarnos físicamente, estamos en Gran Via de la Constitució, 22 | 07570 | Artà, Illes Balears o rellenar el siguiente formulario de contacto.

    Nombre (requerido)

    Apellidos (requerido)

    e-mail (requerido)

    Teléfono de contacto (requerido)

    Preferencía de día

    Preferencia de hora

    Especialista

    Doy mi consentimiento para tratar mis datos personales y acepto la política de privacidad. Saber más.



    La lectura de nuestro blog no supone en ningún caso la realización de un diagnóstico ni evita la visita a su especialista. Por favor, para estudiar su caso en particular acuda al especialista médico de forma presencial.